Calidad ISO para dominar la gestión de procesos

Parte del curso de gestión medioambiental se centra en la importancia de saber gestionar la calidad en todos los procesos de la empresa. En nuestros días es básico contar con la certificación ISO porque además de aumentar los beneficios finales de la organización, puede ser una forma de obtener más oportunidades de negocio y aumenta la satisfacción de las necesidades de los clientes gracias a la gestión eficiente de los procesos.

Una definición de proceso

La norma ISO 9001 de gestión de la calidad identifica dos tipologías de procesos, un macro proceso que se considera un conjunto de procesos interrelacionados cuya finalidad es cumplir con la misión de la empresa y sus objetivos y el proceso en sí, como conjunto de actividades donde se transforman insumos con la finalidad de un resultado, un servicio, un producto.

En la actual norma, publicada este año, los procesos son parte fundamental del trabajo a realizar. Conozcamos los beneficios de este nuevo enfoque. 

Beneficios de la aplicación del enfoque basado en procesos

El dominio de la gestión de procesos se consigue con la comprensión de los requerimientos de la norma ISO. Gracias a la cual, es posible beneficiarse de múltiples formas.

  • El logro de los resultados previstos se consigue gracias a la integración y alineación de procesos. En general, los resultados son siempre mejores, más coherentes con la realidad de la institución y mucho más predecibles.
  • La confianza aumenta por parte de los clientes que saben que la empresa funciona correctamente pero además, las otras partes interesadas (los stakeholders) también se sienten más cómodos al trabajar con una organización eficaz en sus procesos.
  • La aplicación de la norma de calidad ayuda a concentrar esfuerzos en la eficacia y eficiencia de procesos.
  • La empresa se vuelve capaz de ofrecer transparencia en sus operaciones. De esta forma, la visión externa de la misma, es más positiva.
  • La priorización de tareas e iniciativas deja de ser un problema. Se facilitan oportunidades para priorizar y de esta forma, el personal puede participar teniendo claras sus responsabilidades.

El sistema de gestión ISO 9001 ayuda a la empresa a gestionar de manera continua la calidad de cada uno de los procesos. Esto, además de ser una ventaja para los entregables de la empresa, es significativamente necesario para aumentar el nivel de compromiso de las personas que integran la empresa. La explicación es simple ya que al tener procesos internos más eficientes, las personas se sienten más comprometidas con la empresa y orgullosas de pertenecer a una organización que se enfoca en la calidad, tanto de lo que ofrece como de lo que hace.

Como conclusión, podemos decir que resulta inevitable pensar en calidad cuando se trabaja en la mejora continua de los procesos de trabajo ya que esta mejora es la clave para el incremento de la calidad. 

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2021   Aviso legal   Política de privacidad