La UE quiere garantizar empleos verdes seguros

25/06/2013

La Unión Europea se ha puesto como objetivo aumentar el número de empleos verdes, los que contribuyen a proteger, conservar o recuperar el medio ambiente. Y para lograrlo lleva tiempo presionando para reducir las emisiones de CO2, hacer bajar el número de residuos y mejorar su gestión y reciclaje, y, por supuesto, aumentar la tasa de penetración de las energías renovables dentro de los países miembros. Y el tema guarda una estrecha relación con nuestro curso de seguridad y salud y el curso de calidad.

En primer lugar, es necesario definir los empleos verdes como aquellos en los que se utilizan tecnologías y prácticas que pretenden reducir el impacto ambiental.

Pero toda apuesta por métodos de trabajo más sostenibles y energías limpias implica la utilización de tecnología moderna y una serie de cambios en las empresas, lo que obliga a preguntarnos si los empleos verdes son seguros y cumplen los requisitos necesarios en materia de seguridad y salud en el trabajo.

La pregunta se la formula también la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA), que pone el foco de atención sobre este asunto con la publicación del nuevo informe Foresight, un proyecto que pretende identificar riesgos presentes y futuros en este ámbito y anticiparse a los cambios, además de analizar el potencial de desarrollo de los empleos verdes de aquí a 2020.

La directora de la EU-OSHA, Christa Sedlatschek, está convencida de la utilidad del proyecto Foresight. “Los escenarios previstos por Foresight son potentes herramientas que ayudarán a los responsables políticos de la UE a comprender mejor cómo dar forma a la economía del mañana para mantener la seguridad y la salud de los trabajadores europeos”, explica.

“Para que sean sostenibles y contribuyan a los objetivos (verdes) europeos para 2020, los empleos verdes deben garantizar unas condiciones de trabajo dignas, seguras y saludables. Ser buenas para los trabajadores y para el medio ambiente”, añade.

El problema es que aparecen nuevas tecnologías y se exigen nuevas cualificaciones profesionales que exigen un buen dominio de la técnica, pero el sector de la economía verde está cada vez más sometido a presiones políticas y económicas. Y eso, como hablamos en el curso de seguridad y salud, podría crear lagunas de competencias en materia de formación y experiencia profesional que comprometan la seguridad de los propios empleados.

Trabajar en altura, con electricidad, manipulando residuos y sustancias nocivas y en estructuras de grandes dimensiones es ya de por sí muy peligroso, así que formar adecuadamente a los trabajadores y contar con una legislación favorable que les garantice unas condiciones de trabajo seguras se antoja indispensable.

Fuente: EU-OSHA

 

 

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2021   Aviso legal   Política de privacidad