El departamento de recursos humanos, ¿dentro o fuera de la empresa?

12/10/2016

Es bastante común que algunas empresas prefieran incorporar a su lista de colaboradores externos, a las consultorías de recursos humanos. En casos extremos, contratan servicios de gestión externalizada a través de un software que cubre la gran mayoría de las funciones propias de un departamento de recursos humanos. Es habitual por tanto, que en vez de incorporar nuevos empleados para el departamento de recursos humanos, se cuente con una empresa consultora externa y no se enriquezca (a nivel de fuerza laboral) lo que ya se tiene en el interno de la empresa. Muchas veces, cuando la empresa actúa de esta manera, los internos a la misma, no comprenden por qué se ha decidido de tal manera proceder. A la pregunta que hoy nos compete ¿recursos humanos, dentro o fuera de la empresa? solo podemos dar una respuesta: Depende.

Depende del tamaño de la empresa, del momento que esté viviendo, depende de la necesidad inmediata, de los problemas internos, de su presupuesto de recursos humanos, de sus ventas, de su ideología, etc. No se trata simplemente de lo que le guste más a la mesa directiva, si no de muchos otros factores de gran relevancia.

El departamento de recursos humanos interno

El problema de tener el departamento de recursos humanos apoyado en una consultora externa es que no siempre se adquieren los puestos de trabajo que se necesitan, es decir, existe una mayor distancia entre la realidad y la percepción que se tiene de las necesidades de la empresa. Por ello, al subcontratar una empresa consultora dedicada a la selección, debe cuidarse mucho que esto no suceda. Por otro lado, es importante que la empresa externa tenga muy claros los requisitos que se deben cumplir durante los procesos de selección.

El departamento de recursos humanos interno tiene esta ventaja: convive con la realidad de la empresa, tiene «a tiro de mano» a las personas a las que puede preguntarles exactamente qué está pasando y qué se debe hacer para solucionar cada situación. En los procesos de selección, como punto inicial de este análisis, se debería dar la responsabilidad final de la contratación a la empresa misma, al responsable interno de recursos humanos y a los superiores a los que esta persona deberá responder.

El departamento de recursos humanos interno, incluso si no es demasiado grande, debe ofrecer la información concreta sobre lo que está buscando exactamente y no dejar toda la responsabilidad de la generación de la ficha de candidatura a la consultora externa, ya que esto puede complicar totalmente el trabajo y al final, generar reprocesos que finalmente no son rentables para la empresa en su conjunto y que incluso, dependiendo de la responsabilidad de los puestos a cubrir, puede terminar siendo un verdadero desastre. Por tanto, dejando claros los perfiles en colaboración con los responsables internos de la empresa, puede que la solución «consultora externa de selección» funcione.

Como última reflexión, respecto a la selección de personal, se debe preestablecer claramente cuáles serán los pasos del proceso de selección para poder así, compartir con los candidatos estos detalles. Es decir, que todas las partes (empresa, consultora, departamento de recursos humanos interno, candidatos) tengan la misma información de partida.

El departamento de recursos humanos externo

En muchas empresas se opta por una solución intermedia: la externalización de algunas funciones. Por ejemplo, se suelen contratar empresas externas para la gestión de nóminas y no para la gestión de la selección de talentos. En muchos casos, algunas funciones que desempeña el departamento de recursos humanos tienen una parte importante de subjetividad y por tanto, se prefiere dejar dichas actividades a los trabajadores internos de la oficina, que ya conocen bien cuáles son los valores que deben compartir los trabajadores, qué tipo de talento se busca, etc.

El departamento de recursos humanos busca la consultoría interna, casi siempre especializada en el sector, para poder así descargarse de una parte del trabajo y también como forma de reducir el coste de mantenimiento de los recursos humanos. Al final de cuentas, la externalización, especialmente en empresas de gran tamaño termina por ser un importante ahorro para las empresas, principal razón por la que se hace. También se decide externalizar para poder prestar mayor atención al core business.

 

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2022   Aviso legal   Política de privacidad