¿Qué motivaciones existen a la hora de buscar empleo?

Buscar trabajo no es fácil. Hasta hace algunos años, la forma de buscar era casi siempre la misma. Pero hoy en día, los canales por los que podemos buscar se han multiplicado y la creatividad en la búsqueda se suma a la mayor competitividad. Todo este ambiente hace que sea cada vez más difícil la tarea de encontrar algo que nos acomode. Cuando algo es complejo, es necesario tener motivaciones, porque de lo contrario, no se consigue la meta.

Ahora bien, ¿qué motiva a las personas cuando buscan trabajo? ¿Es simplemente cuestión de necesidad o se trata de algo más? ¿Qué ha cambiado en el mercado laboral y cómo nos estamos adaptando a esos cambios?

El punto de vista psicológico

Desde una perspectiva psicológica, lo que invita a una persona a buscar un cambio, en este caso, un nuevo trabajo, es una situación problemática. Las situaciones pueden ser muchas, veamos algunas de la más comunes:

1) Falta de motivadores sociales
Esta situación es común cuando ya se tiene un trabajo pero se desea cambiar. Por ejemplo, cuando no hay un ambiente laboral motivante, cuando los compañeros de trabajo no son adecuados, cuando no hay reconocimiento del trabajo bien hecho o cuando, a pesar del esfuerzo realizado, no existe una visible posibilidad de crecimiento. En las empresas pequeñas esta es una realidad fácil de encontrar y se presenta especialmente en las personas que tienen claro que desean crecer pero se ven en dificultades al estar dentro de una estructura muy pequeña o con poca visión de crecimiento. Es posible que, al tener contacto con otros profesionales que sí están creciendo y escalando posiciones, el empleado se sienta limitado y esto lo invite a buscar otro trabajo.

2) Presencia de una situación desagradable
A veces no se trata simplemente de una falta de posibilidades futuras de crecimiento, si no más bien de una situación desagradable dentro del entorno laboral. Por ejemplo, una empresa que gestiona mal los recursos, una empresa donde no hay un buen soporte de recursos humanos que atienda las necesidades de los trabajadores, etc. En casos más extremos podríamos hablar de acoso laboral.

Para las personas que no tienen un trabajo, la situación desagradable podría estar condicionada por la falta de ingresos que limita la capacidad de gasto de las familias, etc.

3) Limitaciones en la obtención de recursos básicos
En casos más extremos, una fuerte motivación para la búsqueda de trabajo es la incapacidad de dar respuesta a las necesidades básicas del ser humano por la falta de trabajo. No tener dinero para acceder a una vivienda, a la comida, al ocio, etc. Esta situación es bastante problemática y lleva al profesional a realizar una búsqueda intensa y a bajar su listón, en muchos casos, buscando trabajos por debajo de sus capacidades por mera necesidad.

4) Estados negativos que persisten
Por lo general, las personas buscas estabilidad a través del trabajo. Pero esto a veces resulta imposible cuando se presentan situaciones recurrentes que escapan del control de la persona. Este sería el caso extremo de enfermedad por estrés, dolencias psicosomáticas a causa del trabajo, burnout y otros factores. Cuando un estado negativo persiste, la persona buscará escapar de dicha situación, recurriendo a la búsqueda de otro trabajo que aparentemente, le saque de dicho problema sin solución.

A nivel más práctico, son varios los  problemas que motivan a las personas a buscar trabajo. Una motivación muy común son las tareas repetitivas, cuando un profesional se ve atrapado en una rutina demasiado repetitiva, es posible que pierda el interés por el trabajo. Deja de sentir deseos de trabajar por la falta de incentivos, porque deja de ver la utilidad de su trabajo o porque siente que nadie lo valora lo suficiente como para darle una rutina más variada.

Otro problema que a veces motiva a las personas a cambiar es la falta de conocimiento de uno mismo. Este problema es menos común, pero se registra en personas que son muy curiosas y muy capaces. Al saber que pueden hacer muchas cosas diferentes, se sienten invitados al cambio cada cierto tiempo. Este no debería ser un problema y de hecho, algunas empresas valoran mucho a los perfiles multifacéticos pero es importante darle oportunidades de cambio dentro de la empresa para evitar que se vayan de ella.

 

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2022   Aviso legal   Política de privacidad